fbpx

¿Y después del Brexit?

La decisión del Reino Unido de dejar de formar parte de la Unión Europea –conocida como BREXIT- pone a ese país en una situación definitoria para el futuro de sus relaciones económicas y comerciales, no solamente con sus socios europeos sino con el resto del mundo. Inicialmente, la permanencia del Reino Unido al bloque europeo concluye el próximo 29 de marzo, con lo que durante las últimas semanas se intensificaron las negociaciones técnicas y acercamientos políticos para proponer un acuerdo sobre las nuevas condiciones de transición que deberán regular los compromisos que fueron asumidos bajo el amparo de la Unión Europea (UE).

Sin embargo, la propuesta de acuerdo presentada al Parlamento británico no tuvo acogida favorable por dos ocasiones, a pesar de que el mismo Parlamento ha ratificado su voluntad de no abandonar la UE sin un acuerdo que evite una salida dura del bloque (hard brexit).

A pocos días del cumplimiento del plazo, estos acontecimientos redujeron los posibles escenarios y acciones británicas a solicitar una prórroga de plazo a las autoridades europeas para replantear los términos de la negociación. Ante esas condiciones, los europeos habrían planteado dos posibles fechas de extensión entre el próximo 12 de abril o el 22 de mayo dependiendo de la aprobación de la propuesta de acuerdo en el Parlamento británico.

Esta sería la única alternativa viable para evitar el hard brexit.

El Ecuador no es ajeno a esta realidad considerando que existe un importante intercambio comercial con ese mercado que, durante el último año, alcanzó los USD 330 millones, dejando un saldo superavitario de balanza comercial de USD 36 millones.

Con el 6% de participación, el Reino Unido representa el séptimo destino de las exportaciones ecuatorianas al bloque europeo que alcanzaron USD 187 millones en el año 2018. Bajo el amparo de los beneficios derivados del Acuerdo Comercial Multipartes con la Unión Europea, las exportaciones no petroleras del Ecuador al Reino Unido reflejan un incremento del 34% respecto al año 2016 cuando no se contaba con las preferencias arancelarias del Acuerdo.

Estos elementos evidencian el impulso que ha tenido en la oferta exportable a ese mercado las condiciones de reducción arancelaria y previsibilidad normativa en dos años de vigencia del Acuerdo, por lo que es imprescindible sostener esas mismas condiciones ante este escenario de separación comercial del Reino Unido.

Para asegurar el intercambio comercial, el equipo negociador del Ecuador se encuentra trabajando en un Acuerdo Comercial Bilateral con Reino Unido que ha alcanzado un alto grado de avance y sobre el cual existe la confianza de terminarlo previo a la fecha de salida del Reino Unido que termina definiéndose.

Con este proceso, las autoridades de comercio del Ecuador, junto con el apoyo de las representaciones gremiales de la exportación, evitarán la pérdida del trato preferencial otorgado para ambas partes, tal como lo establece el Acuerdo Mutlipartes con la Unión Europea.

Mientras se cumplen todos los procesos legales internos, se ha incluido la estrategia de extender las preferencias arancelarias y condiciones de acceso hasta que el Acuerdo tome plena forma de vigencia, de manera que continúe el normal desenvolvimiento del comercio con ese mercado.

LOS DATOS

El Reino Unido constituye el mercado de destino de más de 120 productos (medidos por subpartidas arancelarias), que a su vez son exportados por más de 200 empresas ecuatorianas.

Los principales productos de exportación no petrolera a Reino Unido son: conservas de atún (39%), banano (32%), camarón (15%), tejidos e hilados (3%), flores (2%), entre otros.

Los productos que impulsaron el crecimiento de exportaciones son conservas de atún (+143%), brócoli (+38%), seguidos de camarón y banano que incrementaron en un 23 y 15% respectivamente durante el último año.

En caso de no llegar a un acuerdo con el Reino Unido bajo un escenario de hard brexit, los productos ecuatorianos pagarían un arancel que tendría que asumirlo el importador, restando competitividad a las exportaciones del país.

Por ejemplo, en el caso del banano actualmente el arancel que se paga bajo las preferencias arancelarias que ampara el Acuerdo con la UE es de 83 euros por tonelada (equivalente a un 15%). Sin embargo, con la nueva definición arancelaria que ha dado a conocer el Reino Unido, el banano pagaría 114 euros por tonelada, equivalente a un arancel del 20%.

De igual manera, gracias al Acuerdo Multipartes, las conservas de atún se encuentran liberadas de pago de aranceles. De acuerdo a la nueva definición arancelaria, el pago se incrementaría a un 24%. Igual suerte para el camarón que podría pasar de tener un arancel 0% a pagar hasta el 12%.

Adicional a la problemática arancelaria, se debe observar que la incertidumbre generada con este proceso afecta directamente a la previsibilidad de los negocios que se han trabajado para crear relaciones a largo plazo entre compradores británicos y vendedores de todo el mundo.  

En cuanto a las importaciones no petroleras, el rubro sumó USD 151 millones en 2018. Los principales productos importados desde Reino Unido son: vehículos (23%), maquinaria (15%), fármacos (13%), licores (13%), aparatos quirúrgicos (6%), entre otros.

El CONTEXTO

El Reino Unido fue parte de la Unión Europea desde el 01 de enero de 1973, y no fue hasta la reelección de David Cameron, quien, en campaña electoral de 2015, ofreció poner a consideración de los británicos, la opción de elegir la permanencia de su país en el bloque europeo. La población estuvo guiada por recuperar el control y dejar de lado las cuatro libertades fundamentales (libre circulación de bienes, servicios, trabajadores y capitales), que establece la Unión Europea; por lo que decidió con el 51,8% a favor del Brexit.

La Unión Europea proveía un paraguas de acuerdos comerciales a Reino Unido, ya que las negociaciones comerciales con el mundo, se las manejaban con el bloque europeo. Con el Brexit, Reino Unido, deja de tener un trato preferencial con al menos el 50% de los países a nivel mundial. Sin los acuerdos comerciales negociados en la Unión Europea, el estado británico, debería iniciar negociaciones con los países que mayor interés presente, por su nivel de intercambio comercial.

Tras la renuncia de David Cameron, por la presión política del Brexit, actualmente Theresa May, se encuentra agotando todas las posibilidades por llegar a un acuerdo con la Unión Europea, para que la salida del Reino Unido no sea tan rígida y les permita en el último de los casos solicitar una transición adecuada.

Datos obtenidos de: BCE, BBC, Información oficial del Reino Unido.

Deja un comentario