fbpx

Superfoods se abren camino al comercio de alimentos: una mirada al mercado de chía

Fuente: Harvard T.H. CHAN

Los superfoods o súper-alimentos, son productos que poseen un alto contenido nutritivo (vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos), en comparación al común de los alimentos que solamente poseen uno o ningún tipo de nutriente.

Gracias a las bondades que aportan los superfoods y la creciente tendencia de consumo saludable; cada vez, hay más personas a nivel mundial, que han incluido a los superfoods, en sus dietas diarias. Inclusive, muchos restaurantes en el mundo, están acogiendo estos productos en sus preparaciones, haciendo de estos platillos, una verdadera experiencia por sus sabores nuevos y por su gran aporte a la salud.

La demanda mundial de estos alimentos tiene una alta proyección de crecimiento.  Como se muestra en el siguiente gráfico, los 10 países con mayor consumo de superfoods se encuentran en los grandes centros de consumo global con significativo poder adquisitivo.

Participación en lanzamiento de productos alimenticios con el término superfoods

Fuente: Statista

Estados Unidos lidera la popularidad en el mercado de superfoods con una participación de 19%, en segundo lugar, se encuentra Alemania con un 9%, y compartiendo el tercer puesto, están Canadá y Reino Unido con un 6%.

Existe una alta variedad de productos que son considerados como superfoods. Muchos de estos son conocidos en el consumo mundial, como brócoli, aguacate, quinua, salmón, entre otros. No obstante, existen otros alimentos que menos inusuales, que incluso son considerados exóticos, en el mercado internacional; como, por ejemplo, el amaranto, la espirulina, la chía, passion fruits, matcha, lino, entre los más demandados.

Una buena parte de estos alimentos son producidos en países de América Latina, que, por su gran potencial agrícola, pueden satisfacer la demanda de esta tendencia de alimentación mundial. De hecho, la producción de superfoods ha crecido tanto en estos países, que actualmente se exportan productos transformados, como cereales, bebidas, té, galletas, pre-mezclas, entre otras.

En Estados Unidos, las ventas de alimentos tuvieron un incremento de 2,4% en 2017. Gran parte de este crecimiento se debe a la preferencia de consumo de superfoods; en donde productos como la quinua y las semillas de chía que tuvieron un incremento del 16 y 15%, respectivamente (crecimiento de ventas de retails en Estados Unidos).

Crecimiento de ventas de superfoods en Estados Unidos (2016-2017)

Fuente: Statista

La chía es el segundo producto de los superfood, con mayor crecimiento en el mercado estadounidense. Este comportamiento, demuestra una gran oportunidad para los productores de esta semilla, que pueden encontrar nichos de alto consumo de superfoods en Estados Unidos.

Según estimaciones realizadas por STATISTA en el 2017, el valor de mercado de las semillas de chía era de 310 millones de dólares, y para el año 2022, éste valor se podría multiplicar alrededor de 7 veces.

Proyección del valor de mercado de chía (USD millones)

Fuente: Statista
*Nota: Proyección de volumen de ventas de semillas de chía realizada por Statista

El volumen de las exportaciones chía desde Ecuador, tienen una proyección de crecimiento del 4,2% anual[1]. Esto evidencia, una gran oportunidad para las empresas ecuatorianas dedicadas a la exportación de superfoods y en especial de chía o sus productos elaborados.

De acuerdo a la preferencia de consumo de productos orgánicos, es importante considerar que, en el caso de chía, el 56% de las semillas vendidas en el mundo en 2017, fueron orgánicas; mientras que el 44% restante fueron de tipo común.

Éste escenario plantea varios desafíos para las empresas ecuatorianas que exportan superfoods o están involucradas en la cadena alimenticias; puesto que resulta necesario mantener sus productos de acuerdo a las nuevas tendencias de consumo y preferencias alimenticias de la demanda internacional.

El consumo está evolucionando constantemente y una muestra de ello, es la incorporación de superfoods en la alimentación. La diversificación de la oferta exportable, depende en gran medida de asumir estos cambios e innovar para que los productos sean más competitivos en el mercado internacional, y conseguir incremento de exportaciones y empleo.


[1] Según datos de crecimiento global de ventas realizado por STATISTA

Fuente: Statista

Elaborado por: Coordinación de Comercio Exterior

Deja un comentario